Además de unos maravillosos entornos naturales, en esta zona del Pirineo aragonés la arquitectura popular y religiosa, han dejado su impronta en poblaciones y edificios con un marcado estilo propio y muy característico. 

Merece la pena desviarse del camino, entrar en pequeñas poblaciones que nos guardan sorpresas arquitectónicas tanto de carácter popular, como religioso.

Construcciones de piedra que han aguantado el paso del tiempo pese al clima, el expolio y la llegada del cemento.

Núcleos urbanos que mantienen intacta su estructura inicial, fruto de las necesidades de otros tiempos.

Una charla con los mayores del lugar, nos ayudará a comprender pretéritas formas de vida, las dificultades de la lejanía, el trabajo condicionado por el clima, las relaciones humanas, la comunicación, las costumbres, las fiestas, la gastronomía, en suma; la vida en los pueblos de la montaña.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted